El toldo y del cerramiento James Baroud los puedes incorporar a tu vehículo independientemente de que no tengas tienda para gozar de un espacio íntimo para charlas, juegos y comilonas. Y lo mejor es que, mientras en invierno nos resguardan del frío y la lluvia, en verano son de lujo para protegernos del sol.

Hay accesorios camper que, aunque son fantásticos para complementar las tiendas de techo, también lo son sin ella.

Este invierno, al no hacer un tiempo tan estable, el uso del toldo lateral y el cerramiento a nosotros nos ha resultado imprescindible. El toldo, con el cerramiento, se convierte en un acogedor refugio para comer, compartir juegos de mesa y charlar tranquilamente sin sufrir por el viento, la lluvia o la nieve. Completamente fijado a la estructura del toldo, sus tres paredes enganchadas entre sí mediante cremalleras nos dan amplitud gracias a sus tres grandes ventanas e inmensa puerta con mosquiteras. Además, nos garantizan cierta privacidad si coincidimos con más gente.

Y en verano, cuando el sol aprieta, su tejido aluminizado, nos protege de los rayos UV. Y como el aire circula por las mosquiteras de las ventanas, estamos frescos y protegidos de los insectos

El toldo lateral

No obstante, si hacéis una parada breve y no hay insectos a la vista, el sombreado del toldo lateral James Baroud es suficiente, porque no tiene nada que ver con otros. Al estar fabricado con el mismo tejido aluminizado de las tiendas, no solo es 100% impermeable, sino que también protege de los rayos del sol y hace que disminuya la sensación de calor hasta 8 grados. ¡Si no os lo creéis, os animamos a que lo probéis! Recordad que los productos James Baroud nacieron para las aventuras más extremas, lo que determina la calidad de sus materiales (sí, y también el precio, la calidad se paga).

¡Importante! Si tenéis el toldo puesto y os llueve, no os preocupéis, no os mojaréis, pero sí que os recomendamos ladear el toldo para que el agua desagüe por uno de los lados. Como es impermeable, si no le dais inclinación, hará una bolsa.

Diversidad de toldos a escoger

No importa el vehículo que tengáis, porque hay toldos de distintas medidas y, gracias a las patas telescópicas, se adaptan a la altura de cualquier vehículo. En definitiva, para montarlo, sólo necesitáis unas barras portaequipajes. Se fijan a ellas mediante unas guías de aluminio. Y después, ya queda instalado y solamente deberéis desenfundar y montar. Incluso una sola persona, porque los postes son de aluminio, telescópicos y muy ligeros.

Por otro lado, si necesitáis más espacio, también tenéis el toldo Falcon 270º, que cubre uno de los laterales y la parte trasera del vehículo. Es decir, que podéis moveros desde la puerta delantera hacia el maletero sin mojaros. Y si le ponéis el cerramiento Falcon, tendréis una sala de 10 m2 dónde os podrán comer hasta una docena de comensales. Y gracias a las ventanas con mosquitera doble y plástico tintado no os interrumpirán ni insectos ni ninguna mirada inoportuna.

No obstante, si no necesitáis tanto espacio, pero sí que os preocupan los insectos, porque vais a un lugar infestado, podéis haceros con la Mosquitera Falcon, que se compone de cuatro paredes, además de techo y suelo, que evitan que los insectos atraviesen por ningún sitio hacia la tienda, quedando siempre totalmente protegidos.

Un último apunte, todos los accesorios James Baroud vienen con funda protectora de PVC para que, cuando los recojáis, si han quedado sucios, no os lo dejen todo perdido. Otra de esas cosas que demuestra que quién diseña el producto, también lo ha probado. Esperamos haber podido ayudar en caso de dudas. ¡Nos vemos en la aventura, amigos!